Estilo de vida Blue Hole

Comer saludable sin hacer dieta es posible

Dieta sana

Para estar en plena forma es necesario combinar de forma equilibrada una buena alimentación y ejercicio físico. Se trata de adquirir hábitos que nos ayuden a llevar una vida saludable de forma cotidiana, sin grandes esfuerzos ni altibajos.

Pero no es tan fácil como parece. En realidad, pocas personas comen bien y en lugar de ello, apuestan por dietas que duran solo unas semanas. Aunque al terminarlas el cuerpo tendrá buen aspecto, los antiguos hábitos te devolverán a la forma anterior.

Consejos para llevar una alimentación sana sin complicaciones

En primer lugar, ten en cuenta que comer sano implica contar con una dieta saludable y equilibrada. Necesitas alimentos de todos los grupos y lo ideal es que sean de origen natural, evitando los procesados.

Prescindir de los hidratos de carbono tendrá sus efectos a corto plazo. Son los que se encargan de aportar energía y, cuando no los ingerimos, el cuerpo comienza a quemar grasas, ayudando a que éstas disminuyan poco a poco.

Otra cosa que debes tener en cuenta es que necesitas hidratarte y la mejor opción es evidente: el agua. Los refrescos y los zumos, incluso si son naturales, contienen mucho azúcar. Opta por infusiones y café si te apetece algo diferente.

No creas en los alimentos milagro porque no existen. Sistemáticamente han ido apareciendo soluciones cuyos beneficios se ponían por las nubes y no necesariamente eran tan positivos para la salud como se esperaba. Desconfía de todo lo que soluciona tu necesidad de manera rápida y fácil.

Busca asesoramiento profesional. Consulta con un nutricionista que te ayude a establecer nuevos hábitos. Además, piensa que a partir de los 40 perder peso cuesta más, por lo que recibir asistencia específica, hará que seamos más constantes y que cada paso que demos sea más consistente.

El plato de Harvard, la pirámide alimentaria de una nueva generación

El modo en que nos alimentamos ha variado mucho en las últimas décadas. También los conocimientos que tenemos al respecto. Por desgracia, el sedentarismo es un mal muy extendido y, junto a la comida rápida, no ponen nada fácil el adquirir buenos hábitos alimentarios de por vida.

El plato de Harvard hace referencia a una nueva manera de categorizar los nutrientes que ingerimos al día. Desde la Universidad americana han analizado por qué la pirámide alimentaria tradicional ha quedado obsoleta y trasladan otra propuesta que consiste en:

  • Comer solo alimentos saludables
  • Dividir el plato en dos mitades: la primera de ellas debe estar compuesta solo por verduras y frutas.
  • Otro cuarto del plato debería contener cereales integrales.
  • El otro cuarto estaría destinado a las proteínas.
  • Disminuir los lácteos a dos raciones al día.
  • Recomienda el uso de aceites saludables.

Aunque la alimentación sea fundamental para mantener una buena salud después de los 40, no olvides el ejercicio. Al menos pasea durante una hora diaria, busca rutas que disfrutes y, en la medida de lo posible, practica algún deporte tres días a la semana.

Te darás cuenta de que duermes mejor, te sientes bien contigo mismo y tu estado de ánimo aumenta. Además, estar en forma te animará siempre a innovar y ser más atrevido en tu forma de vestir.


Descubre lo que hacemos

1 Comment

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies